INICIO   ARCHIVO   CONTACTO
15-11-2018
Fórmula E: Mahindra Racing ante la temporada 2018/2019 de Fórmula E
14-11-2018
Empresa: Ford, Walmart y Postmates colaboran en un servicio de reparto con vehículos autónomos
13-11-2018
WRC: En Australia llega el momento de la verdad: Ogier-Ford VS Neuville-Hyundai
13-11-2018
Empresa: Ford España renueva el compromiso con Fundación ONCE
13-11-2018
Ford Performance: Llegó el momento de la verdad
12-11-2018
WEC: ¿Podrá Ford conseguir un hat-trick en Shanghái?
11-11-2018
CER-GT: Final de temporada con novedades y futuro
06-11-2018
Empresa: Gran éxito de la experiencia Go Faster en su paso por Barcelona
05-11-2018
Libros: Disponible la reedición de Aroma de benzina

Videos Jas Info Service
Reportaje del Andorra Winter Rally 2016
 
Escoger opción Escoger evento Fotos Síguenos
 
  JAS  

Pirelli muestra la evolución técnica de los neumáticos para competiciones GT en las finales mundiales de Ferrari

En exhibición todas las cubiertas creadas específicamente para la Ferrari Challenge en Monza, sede del evento más importante del año para la firma del cavallino rampante.

Imágenes disponibles en el siguiente enlace: https://we.tl/t-OM7WgQ61SZ

La historia de la Ferrari Challenge, principal competición monomarca de la firma italiana, abarca un total de 26 años, que incluyen seis de los modelos de coche más importantes creados en Maranello con sus respectivas variantes de competición y otros tantos neumáticos específicos. Pirelli conoce bien este territorio, habiendo asumido el suministro exclusivo de gomas desde la creación del campeonato. Esta circunstancia representa una oportunidad única para estudiar nuevos conceptos en condiciones extremas  –como siempre ocurre en el mundo del motorsport, y en esta ocasión añadiendo a la ecuación a gentleman drivers–, pero basados en modelos de calle dotados de las mismas características y comportamiento dinámico.

La Ferrari Challenge nació en 1993 y ha reunido desde entonces a más de un millar de participantes. El volumen de neumáticos utilizado es, simplemente, incalculable. Y no sólo por la cantidad de carreras disputadas y corredores inscritos, sino debido a la expansión geográfica del campeonato, que ha crecido desde Europa hasta establecerse en Asia y los Estados Unidos. En definitiva, se ha abierto a un importante mundo de corredores deseosos de ponerse a prueba ante un Ferrari equipado con neumáticos Pirelli.

Coches y neumáticos: la historia de la Ferrari Challenge

El primer protagonista del campeonato fue el Ferrari 348 Challenge. Derivaba de los 348 TB y TS de 1989, y montaba la mecánica V8 de 3,5 litros que erogaba 320 CV. En comparación con la unidad de producción, el 348 Challenge no contaba con un gran número de modificaciones, pero sí incorporaba cubiertas slick desarrolladas específicamente por Pirelli. Este primer protagonista de la Challenge equipaba neumáticos de 17 pulgadas con diferente medida en los dos ejes (245/620-17 y 265/640-17, respectivamente). Las gomas conservaban una importante vinculación con sus homólogas de calle, no en vano Pirelli utilizó los mismos moldes que en el P Zero equipado en los 348 TB y TS, aunque con construcción y compuesto específicos.

El 348 disputó sus últimas carreras en 1996 junto al nuevo 355 Challenge. El segundo protagonista de la copa monomarca Ferrari descendía también de su equivalente de calle, heredando, en primer lugar, su motor, capaz de entregar 380 CV. Con todo, las exigencias en materia de seguridad y el uso de cubiertas Pirelli a medida lo hicieron bastante diferente. La marca de la P lunga incorporaba por primera vez gomas de 18 pulgadas, una medida que permanecería inalterable durante más de una década.

En el año 2000 llegaría el debut del tercer protagonista de la Ferrari Challenge: el 360 Challenge, basado en el 360 Modena. La nueva unidad igualaba en potencia al modelo del que derivaba (400 CV), pero con menos peso. El 360 Challenge añadiría notables modificaciones en su segundo año, empezando por un incremento de potencia de 15 CV. Esta exigencia también se extendió a las cubiertas, pero las Pirelli nacidas para el 355 seguían resistiendo sin demasiados apuros las nuevas exigencias del coche y sus pilotos, lo que significó que tan sólo se precisó adaptar medidas y compuestos.

El 430 Challenge marcó un antes y un después en la historia del certamen. Aunque con los mismos 490 CV del modelo de calle, su chasis contaba con algunas especificidades basadas en el aprendizaje de Ferrari en la Fórmula 1. Por ejemplo, fue el primer modelo GT de competición de la marca en incorporar frenos carbono-cerámicos, lo que exigió importantes modificaciones en el diseño de los neumáticos. En consecuencia, llegaron cubiertas de 19 pulgadas, tanto slick como de agua, estas últimas unas verdaderas ‘full wet’.

En 2010, el aclamado Ferrari 458 Italia se convirtió en el modelo de base para la Challenge, llevando a la pista los mismos 570 CV de su homólogo de producción, pero con 100 kg menos, unos mapas de motor específicos y escape de competición. Se incorporaba, además, un nuevo diferencial electrónico trasero que debía adaptar su trabajo al de las cubiertas. Por ello, Pirelli adaptó sus dimensiones y compuesto, manteniendo el mismo diámetro de llanta.

El motor turboalimentado llegó a la Challenge en 2016 de la mano del 488 Challenge, convirtiéndose en la primera mecánica de este tipo en la historia del campeonato. El nuevo modelo representaba un repunte de 100 CV respecto al 458, lo que permitía rebajar el tiempo de vuelta al circuito de Fiorano, pista de pruebas privada de Ferrari, en casi un segundo. Pirelli desarrolló para él nuevas medidas para adaptarse a este plus de rendimiento del coche.

Theo Mayer, director del programa Pirelli en la Ferrari Challenge, comentaba: “Este campeonato significa una excelente oportunidad de trabajo junto a Ferrari. Nuestro trabajo de desarrollo de neumáticos discurre siempre en paralelo al diseño del coche, comenzando un año antes del lanzamiento oficial de cada nuevo modelo, a fin de adaptar específicamente cada cubierta a los requerimientos del coche y sus futuros pilotos. El objetivo es siempre maximizar las prestaciones, echando mano de las últimas innovaciones técnicas de Pirelli en el mundo de la competición. Con ello se consigue desarrollar unas cubiertas mejores para cualquier condición. En el albor de nuestro 26º año de colaboración, nuestro nuevo objetivo es alcanzar, como mínimo, el medio siglo juntos”.